Aún recuerdo cuando iba a clases de informática en el instituto y usábamos unos ordenadores ahora mismo considerados prehistóricos, iban tan lentos que teníamos teorías respecto a ellos. Tras quejarme sobre lo lento que iba una compañera me menciono que debía mover el ratón mucho, así el ordenador sabia que yo estaba esperando y se daba más prisa. Tengo claro que esto habrá provocado más de una carcajada, lo más raro es que parecía funcionar, lo juro.

Lo bueno de trabajar codo a codo con informáticos es aprender como funciona un ordenador, lo malo es averiguar que el ordenador no se da más prisa por saber que estoy esperando, si, es decepcionante. Así que, después de esa decepción me sobrepuse cuando supe como funcionaban, la verdad es que es fascinante, y aquí os lo voy a explicar.

Todo lo que vemos en un ordenador, absolutamente todo, desde los colores hasta los videojuegos con los gráficos más complejos pasando por el típico juego del buscaminas, esta compuesto por unos y ceros, una sucesión en código binario a la que el ordenador hace cobrar sentido en esa pantalla de múltiples formas, es simplemente alucinante.

¿Y cómo hace eso? Os preguntaréis, el procesador es el núcleo de un ordenador, se puede decir que es su corazón, y éste gestiona billones de tramos de código binario por segundo, enviandoselo a la RAM, al procesador gráfico o al dispositivo que lo solicite, pasando siempre por el sistema operativo que hace que estos numeritos se conviertan en datos e imágenes comprensibles para todo el mundo.

Así que explicándolo de una forma sencilla, el ordenador recibe la información que quieres darle del teclado/ratón/pantalla táctil… la cual es interpretada por el procesador y es el sistema operativo el  que decide si va al disco duro o a la memoria RAM, dependiendo de si el almacenamiento va a ser temporal o más duradero, después de procesarla te la enseña, ya sea mediante su pantalla o sus altavoces. Este proceso se hace en milésimas de segundo, por lo que como todos sabemos es una herramienta súper eficiente.

Vamos a poner un ejemplo para entenderlo mejor, imagina que estas usando Photoshop y te dispones a retocar una imagen, algo tan sencillo como girar la imagen supone para el ordenador una especie de rompecabezas, cada pixel de esa fotografía el ordenador lo asigna con un numero por lo que girarla es simplemente ordenar los números de otra forma. O en este mismo programa quieres poner un texto en tu imagen, al teclear la letra “a” el ordenador le asigna la numeración en código binario de “01100001”. 

Pero esto no queda ahí, es solo el comienzo de como funciona un ordenador, y es vital entenderlo para comprarse un ordenador acorde con nuestras necesidades, y porque no, también para agradecerle (y no solo maldecirlo cuando borra datos o va lento) todo el trabajo que hace por nosotros.

Suscribete a nuestra newsletter y entérate de nuestros nuevos artículos sobre este tema y muchos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *